Causas del Acné Cístico o Quístico

Enlace Patrocinado

Si el acné es una gran molestia, mucho más lo es el acné cístico, la forma más severa de esta afección indeseada por jóvenes y adultos. Las causas del acné cístico han sido objeto de estudio por largo tiempo, y en tanto se analizan los factores que lo originan se intenta encontrar las soluciones adecuadas.
Ocasionado por la producción extra de sebo por las glándulas sebáceas hiperactivas, el acné cístico también puede tener su origen en otros factores tales como la actividad hormonal, las bacterias, algunas medicinas y hasta factores genéticos.

La actividad hormonal durante los períodos menstruales, la pubertad y algunas veces durante el embarazo, puede contribuir a generar brotes de acné. El incremento de las hormonas masculinas (andrógenos) hace que las glándulas sebáceas se agranden durante el proceso natural de crecimiento. En el caso del acné cístico, las glándulas sebáceas se ven sobreestimuladas y producen sebo excesivamente. Esta reacción también puede derivar en la pérdida de células muertas de la piel en una cantidad mucho mayor. De manera que el exceso de sebo y de células muertas de piel ocasiona la formación de obstrucciones en los folículos de pelo, incrementando el riesgo de infecciones bacterianas y por lo tanto la aparición de acné. Los hombres tampoco están libres de verse afectados por un exceso de las hormonas típicas de su género, especialmente cuando se vinculan con esteroides u otras drogas de ese tipo, que pueden considerarse también entre las causas del acné cístico. Y por supuesto ni hombres ni mujeres escapan a la influencia del estrés, que provoca la fluctuación de los niveles de hormonas en ambos sexos.

Las infecciones bacterianas, por su parte, pueden ser causas del acné cístico. La bacteria P. acnes (Propionibacterium acnes) suele estar presente en las glándulas sebáceas de nuestra piel y se caracteriza por ser inofensiva. Sin embargo, cuando los poros de la piel están obstruidos, el ambiente anaeróbico que así se genera provoca la rápida multiplicación de la bacteria y hace que la inflamación se extienda. Si esta situación no es tratada a tiempo reduciendo la presencia de la bacteria, desencadenará la aparición del acné cístico.
Algunas drogas también pueden conformar causas del acné cístico o empeorarlo si ya existe. Por ejemplo, las drogas que contienen esteroides, medicinas anti convulsiones y el litio. Sin embargo, muchos casos de acné cístico no se relacionan con las drogas.

Finalmente, los genes suelen ser causas del acné cístico. El acné es usualmente una cuestión de herencia en aquellas familias cuyos miembros han sufrido este flagelo. Pese a que no es considerada netamente una enfermedad hereditaria que pueda transmitirse, el acné puede aparecer en los niños si sus padres lo padecieron. Ello debido a que los padres determinan genéticamente el tipo de piel que tendrán sus hijos.

Deje sus comentarios

*