Como se usan las mascarillas contra acné

Enlace Patrocinado

El uso de las mascarillas contra el acné difiere de la aplicación de cremas, pues al tratarse de recursos naturales válidos para el cuidado de la piel proveyendo nutrición y una mejor textura, sobre todo cuando hablamos de pieles grasas, ya que éstas son más propensas a la aparición del acné. Las mascarillas se tratan de preparados que no pueden dejarse estacionados en la nevera sino que debe preparase una cantidad limitada para ser usada en el mismo momento, ya que luego debe desecharse todo resto porque habrá perdido todas sus propiedades. Por otra parte se aplican con una capa delgada previamente calentadas a baño de María y también previo a una exfoliación a fin de preparar la piel para que penetre la mascarilla.

Por ejemplo una mascarilla contra el acné consiste de hervir una patata pelada, luego de cocinada se hace un puré con la ayuda de un tenedor.

Se calienta un vaso de leche y una vez tibia se agrega al puré de patata para formar una pasta homogénea para aplicarla como mascarilla, dejando que actúe por lo menos durante veinte minutos. Tras este lapso de tiempo puede ser enjuagada con agua fría arcillosa. Esta agua se elabora agregando cuatro cucharadas de arcilla en un litro de agua. Luego se deja reposar para extraer el agua flotante de la superficie. Esta misma agua extraída también debe dejarse reposar antes de ser aplicada. Las mascarillas son una opción a los baños de vapor, los cuales se usan cuando existen espinillas pero no es lo adecuado cuando existen granos.

Deje sus comentarios

*